viernes, 20 de noviembre de 2009

Atentos al 666


Novedades sobre los implantes de microcircuitos en seres humanos ACTUALMENTE SE ESTÁN REALIZANDO IMPLANTES de microchips en niños, reos, animales domésticos y enfermos de Alzheimer, entre otros, para poder seguir sus movimientos. Unas pocas personas comunes y corrientes también han dado el paso de hacerse implantar un chip con miras a convertirse en pioneras de lo que esperan que algún día sea la norma en todo el mundo. En los EE.UU. los implantes de microcircuitos dieron comienzo silenciosamente en mayo de 2002, cuando varios voluntarios se hicieron insertar debajo de la piel del brazo unos chips de identificación por radiofrecuencias (RFID) de 12 x 2,1 mm denominados verichips. Más recientemente, en el Baja Beach Club de Barcelona algunos clientes empezaron a pagar sus tragos con un ademán de la mano, dado que tienen implantado un microcircuito para efectos de identificación y pago. Quienes tienen dichos implantes pueden pasar por un lector que verifica su identidad, la vincula con su actual saldo crediticio y hasta les abre automáticamente las puertas de la zona exclusiva del club. Una vez dentro, el socio puede comprar alimentos o bebidas con un gesto de la mano, sin tener que preocuparse de perder una tarjeta de crédito o una billetera. La empresa Applied Digital Solutions (ADS), con sede en Palm Beach (EE.UU.), ofrece los implantes de microcircuitos como un avance respecto de la tarjeta de crédito o la tarjeta inteligente, las cuales, sin la ayuda de la biometría y de una tecnología adecuada de seguridad, están sujetas a robos y consecuentes fraudes por suplantación de identidad. Conrad Chase, director del Baja Beach Club, dice que los implantes de microcircuitos son la onda del futuro. "El objetivo de esta tecnología es instituir un sistema de identificación a nivel mundial que anule la necesidad de llevar documento de identidad y tarjeta de crédito". Según Chase, la meta de ADS es comercializar el verichip como un sistema global implantable de identificación. Es significativo que los chips que están empleando en España tengan apenas una fracción del tamaño del verichip original, lo cual los hace lo suficientemente pequeños para que sean inyectables; además, se implantan en la mano en vez de en el brazo. Existe al menos un gobierno que ha aprobado los implantes de microcircuitos. Los principales fiscales e investigadores de México comenzaron a recibir implantes en el brazo en noviembre de 2003. Ya se han hecho dichos implantes el procurador general de la República, al menos 160 de sus empleados y un importante número de policías mexicanos. Antonio Aceves, director general de Solusat, la empresa que distribuye esos microchips en México, dice que algunos miembros importantes del ejército mexicano y de la oficina del presidente Vicente Fox podrían ser los siguientes. El Apocalipsis —último libro de la Biblia— augura que el régimen del venidero dictador mundial, al que se conoce como el Anticristo, hará "que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les [ponga] una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno [pueda] comprar ni vender, sino el que [tenga] la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre" (Apocalipsis 13:16,17). La tecnología necesaria para hacer realidad la escalofriante visión que tuvo el apóstol Juan hace casi 2000 años se está desarrollando a gran velocidad. La pregunta es con qué rapidez se volverá universal y obligatorio el 666, el sistema crediticio del Anticristo. ¿Estás en sintonía con los tiempos que corren, con las señales del Fin? Lee las noticias y estudia las profecías de la Biblia, y verás que los acontecimientos actuales confirman que vivimos en el Tiempo del Fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario