sábado, 5 de diciembre de 2009

Palabras para meditar


En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por Él fueron hechas, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Y aquel Verbo fue hecho carne [Jesús], y habitó entre nosotros (y vimos Su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Juan 1:1-4,14Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Jesús en Juan 8:12Si vosotros permaneciereis en Mi Palabra, […] conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Jesús en Juan 8:31,32Nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina. 2 Pedro 1:4Nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor. 2 Corintios 3:18

No hay comentarios:

Publicar un comentario